¿QUÉ ES EL SISTEMA DE SUSPENSIÓN DE UN VEHÍCULO?

El sistema de suspensión del vehículo es el encargado de mantener las ruedas en contacto con el suelo, absorbiendo las vibraciones y movimiento provocados por las ruedas en el desplazamiento de vehículo, para que estos golpes no sean transmitidos al habitáculo del carro ni a sus ocupantes.

¿CUÁNDO REVISAR EL SISTEMA DE SUSPENSIÓN?

Según el paso del tiempo y las distancias recorridas del vehículo, el sistema de suspensión sufrirá daños y tendrá que ser reparada, pues el medio elástico en cuestión se deformará con el peso del vehículo y con la inercia del mismo uso.

El daño de una suspensión se puede percibir cuando se presentan ruidos, golpes fuera de lo normal  o se sienta ‘juego’ en el volante del vehículo, por lo tanto es recomendable que la suspensión sea revisada y reparada cada 20,000 kilómetros, cambiando cada 50 mil kilómetros los amortiguadores.

La suspensión de un vehículo tendrá que ser reparada tomando también en cuenta el tipo de camino que este atraviese pues entre más baches, menor será el tiempo de vida de la suspensión.

 

BENEFICIOS DE REALIZAR MANTENIMIENTO AL SISTEMA DE SUSPENSIÓN

Un mantenimiento a tiempo te ahorrara dinero y te evitara dolores de cabeza ya que al realizar un mantenimiento optimo previenes daños en otros componentes de mayor valor los cuales no solo representan un gasto para tu bolsillo si no también un riesgo innecesario para los ocupantes del vehículo.

Mejora la adherencia de las llantas al camino.

  • Mejora el ajuste del carro en general

  • Mejora el control al conducir.

  • Proporciona mayo confort a los ocupantes del vehículo.

  • Evita el desgaste prematuro de las llantas.

  • Minimiza la distancia de frenado.

  • Reduce el aflojamiento de partes y carrocería.