¿QUÉ SON LAS HOJAS DE RESORTE O MUELLES?

Se denomina muelle o ballesta al conjunto de resortes planos que hace parte de la suspensión de esta clase de vehículos y cuya función, en equipo con el amortiguador, es absorber las irregularidades del camino para proteger de los movimientos bruscos los pasajeros, la carga y partes mecánicas delicadas del automotor.

Un resorte de ballesta (o muelle) se compone principalmente de: hojas, bujes, tornillo central, abrazaderas y separadores, que actúan de forma integral como un solo elemento.

Este resorte siempre está sometido a permanentes oscilaciones acompañadas de esfuerzos de tensión y compresión y, por consiguiente, la alteración de cualquiera de sus componentes afecta el funcionamiento y acorta su vida útil.

¿CUÁNDO REVISAR LAS HOJAS DE RESORTE?

La norma técnica nos dice que prolongar la duración de los muelles hay que realizar mantenimiento rutinario cada 6.000 kilómetros, consistente en el ajuste de las grapas y del tornillo central, inspección de cada una de las abrazaderas y hojas, verificación del estado de los bujes, lavado del resorte y engrase de las partes que se necesiten.

Como mantenimiento preventivo, los especialistas dicen que debe hacerse cada 34.000 kilómetros y debe incluir: desmonte y desarmado del resorte, lavado e inspección de cada una de las partes (en caso de grietas o pérdida de curvatura, cambie las piezas), cambio del tornillo y tuerca central, si los bujes del balancín al igual que los de la parte fija presentan desgaste también deben ser remplazados.